Italiano vs Español

Hoy quiero hablar sobre un tema mucho hablado y, a veces, subestimado: la diferencia entre el italiano y el español. Además, voy a daros unas cuantas informaciones sobre el idioma italiano, para que los que estén planeando estudiarlo puedan tener una idea más clara de la lengua que van a conocer.

parlo_italiano
En primer lugar, el italiano y el español son dos lenguas que derivan del latín, y por esta característica comparten palabras, estructura, y una gramática que tiene raíces comunes. Pero aunque hay muchas similitudes, también hay aspectos en que las dos lenguas se diferencias, y aquí pueden nacer equivocaciones debidas a la similitud entre las dos lenguas, los llamados falsos amigos.
Por ejemplo, la expresión “estar embarazada” (to be pregnant) se parece muchísimo al italiano “essere imbarazzato” (to be embarassed) pero tienen dos significados totalmente diferentes!
Otro ejemplo puede ser el verbo “guardar” (to keep, to save) que se puede confundir con el verbo italiano “guardare” (to watch).
Y “burro” no es un asino; significa “mantequilla”. Burro se dice “asino”.

El italiano es una lengua hablada por 70 millones de personas, 60 millones en Italia y 10 en el resto del mundo, como por ejemplo en el Vaticano, en Córcega, Malta, San Marino, Croacia y Eslovenia.
En la actualidad el estado italiano no reconoce a ninguna otra lengua más que el italiano como la oficial, aunque reconoce como lenguas regionales al sardo en Cerdeña y al friulano en la región de Friuli-Venecia Julia.
De hecho, el italiano es una lengua única con muchos dialectos que surgieron durante su evolución.
– En el norte de Italia hay dialectos como piamontés, lombardo, ligur, veneciano y emiliano o boloñés, que presentan en su pronunciación y sus terminaciones truncas una clara afinidad con el francés.
– En el centro de Italia encontramos diversas lenguas que se concentran en los llamados dialectos centromeridionales, que son el toscano, corso, sardo, umbro y el marchigiano)
– En el sur se hablan el siciliano, napolitano y calabrés.

El italiano, si lo se quiere aprender, no es difícil para un español,
Lo que puedo consejar es que se trate de verlo como una lengua independiente, como si no tuviera ninguna relación con el español, aunque se parezcan mucho.
Su gramática es muy fácil de aprender, los tiempos verbales son pocos y regulares, y os dará la oportunidad de viajar a Italia y disfrutar de su comida conocida en todo el mundo.
Entonces, ¿porqué no atreverse a aprenderlo?

Luca

http://thesildenafil.com/